Actualidad

Fundación Edelvives suma esfuerzos por los niños, niñas y jóvenes en Ucrania

Fundación Edelvives suma esfuerzos por los niños, niñas y jóvenes en Ucrania

La Fundación Edelvives, en línea con su compromiso fundacional a favor de la educación y la infancia, se suma a los esfuerzos que diversos colectivos están realizando por los 7 millones y medio de niños, niñas y jóvenes que sufren la guerra en Ucrania.

Fundación Edelvives suma esfuerzos por los niños, niñas y jóvenes en Ucrania

Desde Fundación Edelvives apoyamos y acompañamos la acción de emergencia puesta en marcha por la ONGD SED (ONG para el Desarrollo, sin ánimo de lucro, de ámbito estatal y de Desarrollo Marista) para recoger y enviar ayuda a las víctimas del conflicto.

El objetivo de esta iniciativa es ir haciendo envíos de fondos a entidades de acción humanitaria emplazadas en el país, gracias a alianzas con otras entidades, especialmente Caritas Internacional.

Animamos a todo el que pueda a participar en esta acción de emergencia a través de dos vías:

  • N.º de cuenta: IBAN SED ES05 0075 7007 85 0600820091
  • BIZUM: 38328

En ambos casos, hay que especificar en el concepto de la donación: «Ayuda Ucrania».

350.000 menores dejarán de estudiar

El Gobierno de Ucrania asegura que «los niños, las mujeres y las fuerzas de defensa están perdiendo la vida cada hora». 

Las bombas y misiles rusos que se lanzan contra objetivos militares afectan también a edificios residenciales e infraestructuras civiles, incluidos centros educativos y guarderías. De hecho, UNICEF cifra en 750 las escuelas afectadas, lo que supone que 350.000 menores se ven obligados a dejar de estudiar. Esto se suma a las dificultades añadidas para miles de niños y jóvenes que están abandonando el país (874.000 personas en total, según las últimas cifras de ACNUR) y para 400.000 menores que, tal y como alerta Save The Children, están en las zonas más peligrosas. 

Solo si unimos voluntades y colaboramos juntos podremos mitigar las consecuencias de este conflicto y, en palabras de la ONGD SED:

«Conseguir que la voz que habla de humanidad y fraternidad enmudezca el sonido de la guerra».